Enrico Bucci nace en Italia un 21 de septiembre de 1929. Estudia Filosofía en la Universidad de Padua, que data del año 1222. Vivir en este lugar le significa ponerse en contacto con una realidad estimulante en la que el arte, la cultura, la modernidad y la tradición se encuentran para fundirse la una con la otra. El centro histórico de Padua conserva un aspecto medieval. Rodeado por unas murallas del siglo XVI, se caracteriza por sus calles silenciosas con arcadas, torres, iglesias y palacios; plazas mercantiles muy concurridas; jardines escondidos y calles inesperadas a lo largo del río Bacchiglione. Es en este entorno donde Enrico Bucci comienza a interesarse por el arte.

Más tarde le toca vivir en su patria la II Guerra Mundial y la difícil posguerra.

A través de la lectura de obras de Francisco Coloane va empapándose de la América exótica e indígena. Dado su carácter aventurero, llega a Chile en 1953, dedicándose a la actividad comercial. Recorre el país de norte a sur, maravillándose con la naturaleza de este país.

En 1972, decide dar un vuelco a su vida y dedicarse a la actividad artística. Con el auspicio de la Universidad Católica del Norte, Enrico Bucci realiza sus primeras exposiciones en 1972, en Antofagasta, promoviendo obras de Israel Roa, Nemesio Antúnez, Sergio Montecino, Ximena Cristi, Ramón Vergara Grez, Carlos Pedraza y Hardy Wistuba, entre otros.

En 1974, Enrico Bucci atraviesa el desierto (I y II regiones), guiando a los artistas Ramón Vergara Grez, Hardy Wistuba, Fernando Morales Jordán, Carmen Piemonte, Israel Roa y otros, e invitándoles a pintar temas del norte. Durante los siguientes años y producto de esta experiencia estética, crea, junto al maestro Ramón Vergara Grez, la serie de micro pintura "Geometría Andina", que consiste en la estructuración de una pintura símbolo. Así se conceptuaba por primera vez un arte americano, profundamente andino.

En mayo de 1975 inaugura la galería Enrico Bucci en Santiago (Huérfanos 526), con la exposición “Homenaje al Norte Grande”. En ésta participan los siguientes artistas: Fernando Morales Jordán, Israel Roa y Hardy Wistuba. Además, se exponen pinturas de temas africanos del sacerdote belga Gustavo Le Paige.

En esta época toma contacto con el padre Gustavo Le Paige para realizar exposiciones de temas arqueológicos en la Galería Bucci de Santiago, cuyo objetivo es difundir el arte precolombino. Se presentan exhibiciones de los museos de San Pedro de Atacama, Antofagasta, Iquique y Arica. “Tabletas de Rapé”, “Joyas Precolombinas”, “Tejidos Precolombinos de San Miguel de Azapa” y “Tejidos, Cerámicas y Metales de Isluga”, son algunos de los títulos de estas muestras.

En el mismo período, firma un convenio con la Universidad de Chile, sede Antofagasta, que le permite continuar con la difusión de los grandes valores de las artes plásticas nacionales en el Norte Grande. Esta vez, las exposiciones son acompañadas de charlas explicativas de las muestras presentadas. Antofagasta, Tocopilla, Mantos Blancos, Calama, Chuquicamata, oficina salitrera Victoria, Pozo Almonte, Iquique, Huara, Camiña y Arica conocen por primera vez exposiciones de los artistas mejor catalogados dentro del ambiente nacional.

Paralelamente, Enrico Bucci desarrolla una profesión complementaria a la de galerista, como crítico de arte. Escribe comentarios en periódicos de Arica, Iquique y Antofagasta, realiza programas en la radio Chilena y programas televisivos en Antofagasta, con "Un Minuto con el Arte", además de “Creaciones", de canal 13.

Entre los años 1978 y 1981, Enrico Bucci viaja a Europa. Allí entrevista a grandes artistas y a los más connotados críticos y directores de galerías de arte como Denis Rene, Juana Mordo y Nicolás Schöffer, recabando fórmulas e ideas para crear una nueva concepción de galería de arte.

Entre los años 1982 y 1986, funciona una segunda galería en Arica. Invita a Pedro Olmos a crear una serie de pinturas y pasteles con temas nortinos.

Con el decidido apoyo de su hijo Ennio Bucci, entonces estudiante de Teoría e Historia del Arte de la Universidad de Chile, inicia una etapa de intensa actividad. Entre 1985 y 1987 se inauguran un promedio de 70 exposiciones anuales en Santiago, la mayoría de carácter experimental, además de instalaciones de arte, tanto en la capital como en el resto del país. Este período le dio fama a la Galería Enrico Bucci y se la conoció como la galería del arte de vanguardia.

En esta época, la galería Enrico Bucci de Santiago realiza una serie de exposiciones con artistas que pertenecen a la Escena de Avanzada -Juan Domingo Dávila, Carlos Altamirano y Carlos Lepe- y el Premio Nacional de Arte 2005, Eugenio Dittborn. En la década de los 80 la galería sufre un cambio en su concepción como espacio de exhibición plástica en el sentido que abre sus puertas al arte joven y experimental que comienza a gestarse en esa época.

Artistas que ya venían planteando una nueva visión y propuesta en el arte en esa década, realizan importantes muestras, como las siguientes:

  • Lección de anatomía: Arturo Duclos - 1985
  • Pintor como un estúpido: Carlos Altamirano - Agosto 1985
  • Fuera de serie: Gonzalo Díaz, Carlos Lepe, Francisco Brugnoli, Virginia Errazuriz, Juan domingo Dávila (muestra acompañada de los textos de Luís Oyarzún y Nelly Richard - Septiembre 1985
  • Pinturas Postales: Eugenio Dittborn - Noviembre 1985
  • Trama destrama: Francisco Brugnoli, Virginia Errazuriz - Diciembre 1985
  • Colectivo Piano Ramón Carnicer: Patricio Rueda, Alvaro Oyarzún, Francisco Zañartu, Hernan Meschi e Iván Godoy - 1986
  • La Salud Pública o la política eléctrica chilena: Mario Soro (instalación donde el artista plantea su propia biografía en relación a las problemáticas históricas del Chile de la época) - 1986

    En 1990, con la llegada de la democracia, se produjo un fenómeno de relajación en la creación de las artes. Enrico Bucci regresa al norte con el fin de desarrollar un proyecto de arte experimenta "Flores del Desierto" instalación que reinvindica el dolor y la muerte, teniendo como soporte 250 cuadros con temas de flores. Esta “acción de arte” se instala en los siguientes lugares:

    1990.- Cima del cerro Quimal, en la cordillera Domeyko (a 4.500 mts. de altura)
    1991.- Ex- cárcel pública de Santiago.
    1993.- Hospital Ochagavía de Santiago.
    1993.- Vertedero Lo Errázuriz de Santiago.
    1994.- Volcán Antuco.
    1994.- Escombros de calle Huérfanos esquina Santa Lucía, en Santiago.
    1995.- Campamento minero de Chuquicamata.
    1995.- Valle de la Luna, desierto de Atacama.
    1995.- Salar de Atacama.
    1995.- Acción de Arte en ex-oficina salitrera Chacabuco, desierto de Atacama.
    1995.- Cementerio abandonado de ex-oficina salitrera Chacabuco.
    1995.- Ruinas de Huanchaca de Antofagasta.
    1996.- Estadio Chile de Santiago.
    1997.- Estadio Nacional de Santiago.
    1997.- Pucará de Lasana.

    En 1996, la galería organiza performances e instalaciones en el desierto, como “Adán, Eva y el Tiempo” y, en 1997, “La Momia de Lasana”. Enrico Bucci muere el 15 de mayo de 2001, a los 74 años. La galería de Santiago cierra sus puertas el año 2003.

    Muchos de los artistas jóvenes que hoy forman parte de la escena plástica nacional expusieron en algún momento en la Galería Bucci. Entre éstos, destacan: Arturo Duclos, Mario Soro, Iván Daiber, Fernando Tejeda, Carlos Maturana (Bororo), Josefina Guilisasti, Josefina Fontecilla, Juan Pablo Langlois hijo, Quintín Bulnes, Angélica Borques, Ciro Beltrán, Gregoria Larraín, Victoria Polanco, Carlos Navarrete, Arturo Valderas, Isabel del Río, entre otros.

    Siguiendo la tradición y el espíritu de su padre, el reconocido galerista Enrico Bucci, su hijo Ennio abre una ventana al arte, a través de esta galería virtual.

  •  




    ENRICO BUCCI



    TABLETAS DE RAPÉ

     

    ENNIO BUCCI

     

    GALERÍA BUCCI

     

    CATALOGOS - 1990

     

    ACCION DE ARTE - 1990

     

    ESTADIO CHILE- 1996

     

    ESTADIO NACIONAL - 1997


    LA MOMIA DE LASANA- 1997

     

    LA MOMIA DE LASANA (STGO)- 1997