LA HISTORIA
Licenciado en Teoría e Historia del Arte y Estética
Miembro de la AICA


Surge la pregunta ¿qué importancia tendrá la ciencia histórica en los tiempos actuales?
En una sociedad como la nuestra neoliberal, pragmática y materialista donde las ciencias humanas están cada vez más en detrimento en pos de disciplinas que apuntan al crecimiento y desarrollo económico de nuestra sociedad  surge la pregunta  sobre el devenir del ser humano que pareciera que ya no tiene respuesta para explicar su existencia.

Nuestro País es un país sin memoria por ello cada cierto tiempo hay que recordarlos para que la ciudadanía no olvide: además los hechos y acontecimientos pasan a una velocidad vertiginosa; y ya no somos capaces de retenerlos y regístralos en nuestro corpus de conocimientos de lo que ha sucedido en el pasado.

Para comprender el pasado debemos mirar nuestra historia, sus instituciones, costumbres, tradiciones; mirar el legado que nos han dejado nuestros próceres; con su ejemplo de vida nos han transmitido  ideales sueños valores su cosmovisión de mundo entregándonos el sentido de la existencia humana.

La historia permite el conocimiento del pasado; pero al mirar este pasado debemos de reflexionar que fue qué fue lo más significativo y selecto que heredamos de este; con que acontecimientos trascendentes nos quedamos que nos permita volver a mirarnos y reconocernos como seres humanos insertos en una sociedad y cultura  con una existencia y un devenir propios.

El estudio de la historia nos permite mirar en el tiempo el devenir del quehacer humano.
E.H. Carr en su libro ¿Qué es la Historia ¿plantea lo siguiente: “ nuestra respuesta consciente o inconsciente frente a  que es la historia? Refleja nuestra posición en el tiempo  y de que idea hemos de formarnos de la sociedad en que vivimos” (1).

La historia seria entonces nuestra visión de los tiempos presentes que vivimos; lo que acontece aquí y ahora. Mirando el legado de nuestro pasado y como ese pasado tiene proyecciones y perspectivas en un futuro inmediato.

El historiador inglés Collingwood en su obra La Idea de la Historia plantea que la Filosofía de la historia no se preocupa del pasado en sí, ni de la opinión que de el en si se forma el historiador, sino de ambas cosas relacionadas entre sí.

Esta aseveración refleja los dos significados en curso de la palabra historia.

La investigación llevada a cabo por el historiador ,y la serie de acontecimientos del pasado que investiga.
Collingwood señala lo siguiente frente al campo de acción del historiador: “ El pasado que estudia el historiador no es un pasado muerto, sino un pasado que en cierto modo vive en el presente.

Por eso toda la historia es la historia del pensamiento y la historia es la reproducción de la mente del historiador del pensamiento cuya historia estudia.” (2).

La  historia dice el profesor Oakeshott es la experiencia del historiador, nadie la hace como no sea el historiador. El único modo de hacer historia es escribirla.

Dado los argumentos de los historiadores podemos señalar que la historia se preocupa de plasmar el pensamiento humano; cuya tarea  está a cargo de un historiador quien con su trabajo de investigación, orden de datos, y síntesis de trabajo nos la transmite.

De ahí que la disciplina de la ciencia histórica este en plena vigencia permitiéndonos ahondar en el pensamiento y existencia del hombre a través de los tiempos.

Notas.  (1).  ¿Qué es la Historia?
                        E.H. Carr Ed. Seix Barral  año 1978.
            (2).      Idea de la Historia.
                         R.G. Collingwood  Ed. Fondo de Cultura Económica. Año 1952.