HOMENAJE A LUIS CECEREU LAGOS

Ennio Bucci Abalos
Licenciado en Teoría e Historia del Arte y Estética
Miembro de la AICA


La vida sigue su curso y en ese devenir se va llevando a quienes fueron nuestros maestros; ellos quienes nos formaron nos dieron las orientaciones de nuestra vida profesional y nos transmitieron su visión de mundo y nos enseñaron a descubrir maneras de construir nuestro pensamiento.

El viernes 21 de Agosto del presente año dejo de existir nuestro profesor y amigo Luis Cecereu Lagos.

Haré una referencia de algunos aspectos de su persona y lo que nos entregó como maestro. Tuve el gusto de conocerlo en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Chile en mi carrera de pregrado de licenciatura en teoría e historia del arte; en la licenciatura de estética de la Universidad Católica y posteriormente en el programa de magister.

Don Luis era un hombre sencillo, sensible y bueno de corazón no era pretencioso en el conocimiento; por el contrario sus materias tanto en los cursos de teoría delas artes como en Estética o la apreciación de cine eran apasionantes y se notaba que dominaba y gustaba de sus temas.

El nos enseño a descubrir al esteta francés Etienne Souriau con su obra " La correspondencia de las Artes" o la "Estética del Entorno" de Susan Sontag autores desconocidos para nuestra joven conciencia del arte y la vida.

También evoco sus cursos de apreciación de cine donde nos enseñó a descubrir a Ingmar Bergman con películas como "La Fuente de la Doncella"; "La Fatua mágica" o "Fanny y Alexander" por mencionar algunas; nos introducía en el lenguajes del cine en los signos claves del drama de la película en la vida y cosmovisión de mundo del director lo que este quería mostrar y connotar.

Sus clases en estos temas eran una apertura de conciencia y enriquecían nuestra imaginación. Herramientas importantes para comprender la estética y el lenguaje cinematográfico.

La vida me permitió tener el honor que me pidiera ser su ayudante en la facultad de ciencias de la Comunicación en la Universidad Diego Portales; ahí trabaje con él en las cátedras de Estetica e historia de la cultura fue una experiencia enriquecedora cuando me proponía los temas de los cursos estos eran profundos siempre tenían un hilo conductor que hacía que el curso se constituyera por sí mismo.

Para todos los que lo conocimos y fuimos sus alumnos siempre evocaremos su persona con cariño por que nos enseñó a descubrir la belleza en distintos lenguajes del arte lo mismo que a penetrar Las problemáticas de este.

Don Luis sabemos que estas en paz porque pasaste por la vida haciendo el bien y mostrando la belleza a tantos discípulos de una manera sencilla y directa sin ningún afán de reconocimiento y honra personal.

Don Luis su persona y recuerdo estará siempre en quienes lo conocimos y aprendimos a valorar sus enseñanzas y su valer como profesor hasta siempre profesor ahora estará disfrutando de la belleza de la trascendencia que es lo más significativo en toda trascendencia humana.